Funeral de José Luis Cuevas, entre la tensión y el olvido

12:44 pm07/26/2017

Tras años de pleito, su viuda e hijas se toparon de frente. Sus amigos del espectáculo faltaron al acto

Primicias

El pintor José Luis Cuevas fue despedido con un frío homenaje realizado en el Palacio de Bellas Artes, máximo recinto cultural de México, en medio de un ambiente de tensión ante la división derivada de los pleitos entre su viuda, Beatriz del Carmen Bazán y sus tres hijas.

Ximena, Mariana y María José, los frutos del matrimonio de Cuevas con Bertha Riestra, arribaron al lugar minutos antes que las cenizas de su padre, escoltadas en todo momento por Bazán. Sin saludarse, ni mucho menos darse el pésame, las cuatro mujeres se toparon de frente tras varios años de un permanente pleito y acusaciones mutuas de secuestro, maltrato, calumnias y un amor interesado hacia el pintor.

La seriedad del acto, fue interrumpida por el poco público asistente, que al momento en que Bazán, montaba la guardia de honor, comenzó a gritar el nombre de la anterior esposa del homenajeado, “¡Bertha, Bertha!”.

Por su parte, Ximena declaró que ni ella ni sus hermanas piensan reclamar la cuantiosa herencia del artista, pues a ellas les basta llevar su sangre.

Finalmente, Cuevas tuvo el funeral que nunca quiso: no llegó ni el presidente de la República, ni siquiera los alcaldes locales, tampoco  sus musas, las prostitutas, ni mucho menos las estrellas del espectáculo con quien se mantuvo muy cercano, como Silvia Pinal, Irma Serrano o Yolanda Montes ‘Tongolele’, aunque estas dos últimas viven su propio olvido.

Quienes sí estuvieron fueron la actriz Patricia Reyes Spíndola y la cantante Astrid Hadad, que llegaron al lugar para apoyar a las hijas del pintor.

Joel O’Farrili / LMSHOW

Cabecera Cerrar