Felipe Gil sufrió antes de ser Felicia Garza

5:55 am09/20/2017

La compositora habla de su difícil transición de hombre a mujer Felipe Gil

Noticias Temas del Momento

Los Ángeles (ENTRAVISION).-Aunque en la actualidad Felicia Garza vive como una mujer plena y realizada, todavía honra al hombre que fue y que tanto sufrió mientras encontraba su lugar en el mundo. Incluso, como Felipe Gil llegó a temer por su vida en su desesperado intento por “encapsular” todas sus contradictorias emociones.

“Aunque estoy vestida en el género femenino, yo en realidad así nací, es genético. El caso se llama síndrome de insensibilidad andrógina”, explicó el compositor de temas interpretados por Luis Miguel y José José, entre otros, a Radio Fórmula.

Felicia Garza –que tomó el nombre de uno de sus temas más reconocidos, “La felicidad”– agregó que, en su búsqueda de identidad, desde joven practicó diversas artes marciales, frontenis y futbol americano, con el fin de hipermasculinizarse y reprimir la confusión que reinaba en su interior y que se reflejaba en su físico: medía 5 pies 9 pulgadas (1.80 metros), pesaba 115 libras (52 kilos), casi no tenía vello en el cuerpo y a sus 18 años de edad partes de su cuerpo tenían rasgos femeninos.

Cuando Garza anunció su transición a mujer el año pasado, a los 74 años, dijo que de niño reprimió sus impulsos para complacer a su padre machista: Felipe Gil fue hijo del músico Felipe “El Charro” Gil y sobrino de uno de los fundadores del Trío Los Panchos, Alfredo Gil.

En esa época creó una cuenta de Twitter con su nueva identidad y comenzó a publicar mensajes de positivismo, como estos:

Aunque inició como cantante de rock en la década de los 60 —con el nombre de Fabricio– destacó en los ‘70s como el compositor mexicano ganador de tres festivales OTI, incluyendo el primero en 1975 con “La Felicidad” interpretada por Gualberto Castro. Uno de sus temas más reconocidos es “Hasta que vuelvas”, que ha sido grabado por José José y Luis Miguel, entre otros.

Desde hace varios años, funge como vicepresidente ejecutivo de la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM).

Ahora, su gran pesar es que sus tres hijas mayores le han pedido un periodo de silencio para asimilar su nueva realidad. Felicia respeta su deseo, aunque está decidida a seguir formando parte de su vida porque las ama de manera incondicional.

“Siempre seré su padre”, indicó la compositora.

 

Cabecera Cerrar